Roscón de reyes con masa madre y relleno de trufa
Roscón de Reyes Masa Madre

Roscón de reyes con masa madre y relleno de trufa

No es noche de reyes sin el roscón de reyes

Ni turrón ni el ferrero roche, lo más esperado en Navidades es el Roscón de Reyes.

¿Quién puede pasar una Navidad sin probarlo?

Me hace mucha ilusión que la primera receta en el blog sea este roscón de reyes, ya que es el que realicé el año pasado para recibir las primeras visitas de mis familiares al mudarnos.

Espero que os guste tanto como les gustó a mi familia.

¿Qué necesitamos para nuestro roscón de reyes?

Masa madre
– 85 ml de leche entera
– 15 gr de levadura fresca
– 1 cucharadita de azúcar
– 150 gr de harina de fuerza

Masa
– 110 gr de azúcar
– Piel de un limón
– Piel de una naranja
– 70 ml de leche entera
– 60 gr mantequilla a temperatura ambiente
– 2 huevos
– 30 gr levadura fresca
– 40 ml de agua de azahar
– 450 gr de harina de fuerza
– 1 pizca de sal

Para decorar
– Almendras laminadas
– ázucar glass

Relleno
– 300 ml de nata de montar (mínimo 35% de grasa)
– 75 gr azúcar glass
– 24 gr chocolate en polvo

¿Cómo preparamos nuestro roscón de reyes?

El relleno

Enfriaremos la nata unos diez minutos en el congelador. Lo justo para que quede muy fría pero que no se congele.

En un recipiente frío (es recomendable que también esté unos minutos en el congelador) vertemos la nata y empezamos a remover con unas varillas.

Cuando la nata empiece a montar añadiremos poco a poco el azúcar. Seguiremos removiendo para que la nata siga subiendo.

Una vez que la nata ya ha montado, añadiremos poco a poco el chocolate en polvo. Con movimientos envolventes, para que no baje la nata, mezclaremos todo y reservaremos la trufa para rellenar nuestro roscón de reyes.

La masa madre

Calentamos la leche y dejamos templar. Una vez templada, mezclamos la leche y la levadura fresca. Mezclamos en un recipiente con el azúcar y la harina de fuerza. Formamos una bola y la dejamos en un recipiente con agua tibia hasta que flote, esto sucederá en unos 15 minutos.

La masa

Mientras esperamos a que la masa madre flote, vamos preparando la masa.

Pulverizamos el azúcar unos segundos. Después le añadimos la piel de la naranja y el limón y pulverizamos. De esta forma hemos creado nuestro azúcar aromatizado para nuestro roscón de reyes.

Mezclamos este azúcar aromatizado con la leche, los 2 huevos, la mantequilla, la levadura fresca, el agua de azahar, la pizca de sal, la harina de fuerza y la masa madre que ya habrá empezado a flotar. Amasamos la mezcla unos 3 minutos y dejamos reposar 1 hora tapado con un trapo limpio.

Cuando la masa haya subido, formamos una bola con las dos manos y le damos forma de roscón dejando un agujero dentro. Procura dejar un agujero grande ya que al hornearse se hinchará y el centro tenderá a juntarse.

Batimos un huevo y pintamos nuestro roscón de reyes. Y, para evitar que nuestro roscón se queme, pintamos con leche el centro del roscón ya que es la parte que se dora primero en el horno. Ahora es la hora de decorar nuestro roscón. Aquí puedes dejar tu imaginación volar, la sugerencia que te propongo en esta receta es poner almendra laminada. Pero, ¿donde está la fruta confitada y los trozos de azúcar? Esa parte del roscón es la que menos gusta en mi casa y por eso lo decoro de esta forma tan sencilla.

Horneamos nuestro roscón durante 5 minutos a 200º centígrados. Una vez pasados estos 5 minutos bajamos la temperatura a 180º centígrados y horneamos entre 15-20 minutos, depende de vuestro horno. Una vez sacamos del horno dejamos enfriar.

Montaje final

Cuando el roscón de reyes ya esté totalmente frío, cortamos por la mitad y separamos la parte superior. Colocamos los regalos que habremos envuelto con film trasparente. Con la manga pastelera vamos rellenando la parte inferior del roscón de reyes con el relleno que teníamos reservado. Cubrimos con la parte superior del roscón y decoramos con un poco de azúcar glass.

Y listo para compartir. ¿A quién le tocará el rey?

https://www.youtube.com/watch?v=56p9uPuf2JY

 

Deja un comentario

Menú de cierre